Compromís está harto de las mentiras de Barcala sobre la transparencia y participación de la oposición

Alacant, martes 3 de julio de 2018

El portavoz del Grupo Municipal de Compromís, Natxo Bellido, ha puesto de manifiesto las mentiras constantes del actual alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, quien en las primeras semanas de su minigobierno avanzó que dirigiría la corporación bajo los parámetros de la transparencia y la participación activa de todas las fuerzas, pero pasados dos meses se ha demostrado que eran anuncios sin fundamento y que el PP sigue gestionando el Ayuntamiento como si tuviera  una mayoría absoluta.

Natxo Bellido ha recordado que en el nuevo Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alicante a su llegada al poder en mayo revisó y modificó la composición de la Mesa de Contratación para nombrar a los nuevos concejales/as con competencias delegadas y para excluir a los concejales/as de los partidos de la oposición, que desde 2015 habían formado parte de ella como vocales, por decisión expresa del gobierno del cambio del que formaba parte Compromís junto al PSOE y Guanyar.

“El señor Barcala anunció públicamente que los ediles de la oposición estarían presentes en la Mesa de Contratación en calidad de invitados, pero vemos que no hay ninguna intención de llevarlo a la práctica”.

Las mentiras de Luis Barcala para  favorecer la transparencia y el ejercicio de los derechos de participación política también se han visto reflejadas en otros anuncios realizados por el primer edil, como cuando anunció que reuniría a la Junta de Portavoces una vez por semana para que todos los grupos estuvieran al tanto de la gestión, medida que tampoco se ha materializado.

Un ejemplo similar, igualmente denunciado por Compromís, ha sido la promesa incumplida de que los cinco grupos municipales estén representados en el Consejo de Administración de la empresa mixta de Aguas de Alicante. La edil de Compromís Sonia Tirado fue excluida tras la salida de la coalición del equipo de Gobierno y en la actualidad  aún no ha sido reintegrada, pese a los compromisos del PP para hacerlo y la palabra dada por el alcalde.

El alcalde no tiene palabra, porque cuando una persona va haciendo promesas y va incumpliéndolas, demuestra que no tiene palabra, lo cual no nos extraña en un alcalde que ya está deslegitimado por cómo llegó y accedió a la Alcaldía de esta ciudad”.

Arxivat en: Alicante, Ayuntamiento, Natxo Bellido

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *